viernes, 24 de febrero de 2017

[Opinión] La especulación en los juegos de rol

"Efectuar operaciones comerciales o financieras con la esperanza de obtener beneficios aprovechando las variaciones de los precios o de los cambios."


Así define el DRAE el acto de especular cuando nos referimos al precio de un producto. Esto es áplicable a muchos, muchisimos tipos de producto diferente (algunos más sangrantes que otros), pero en el ocio alternativo son no poco llamativos.

Pero vamos a centrarnos en los juegos de rol, y en un hábito que he observado y observo a diario en los mercadillos, foros y demás sitios de venta de segunda mano. Normalmente el precio de un manual es proporcional al tiempo que hace que se editó y a lo limitado del lanzamiento.

No estamos hablando ya de la típica acción, también abominable, de comprar una gran cantidad de un producto limitado para luego revenderlo, no. En este caso el producto surgió de forma tradicional, como uno más y seguramente se usó durante mucho tiempo hasta que uno dejó de usarlo, le hizo falta el dinero o necesitó espacio en su casa.

Algo que en su día costó el equivalente a 30 euros, que puede estar afectado por el tiempo, puede encontrarse en internet y seguramente haya sido usado incontables veces, puede venderse por 100 euros y más. ¿Soy el único para el que esto no tiene sentido? Es como si usamos un coche durante 20 años y luego lo vendemos por el triple del precio por el que lo compramos, solo porque ya no se hace.

¿Y cómo pasa esto? Vamos a analizarlo un poco.

El efecto nostalgia
Un rolero recordando sus partidas de 7º Mar
Si, la tan temida nostalgia. Esto no solo vale para estafarte un HQ 25 Aniversario, no, también para ventilarte 200 euros por algo que en su día costaba 50. Quizás de pequeño no tuviste aquél preciado suplemento. O a lo mejor ya solo te queda el recuerdo de tus partidas de aquella caja roja que no conservas.

Sea como fuere, hay un hueco en tí que necesita ser cubierto. Y no te importa pagar un precio elevado para llenarlo. Algunos luego se dan verdadera cuenta de lo que han hecho, otros simplemente lo dejan pasar, sin admitir su error. Pero claramente las partidas no volverán por mucho que retorne el juego, ni podremos sacar a la mesa ese suplemento más que desfasado.

El efecto coleccionista


Tienes 14 suplementos de la primera edición de Leyenda de los 5 anillos. Pero te falta el suplemento de llevar osos panda voladores que no jugaba ni el propio John Wick. Pero da igual, porque eres coleccionista, y esa falla en tu colección es inconcebible. Así que pagas dicho suplemento por un valor de 10 veces su precio, y así puedes observar con orgullo tu colección, que por ese precio podría ser cuatro o cinco suplementos más grande.

En esto hay un punto añadido, y es que con DriveThru y la resubida de algunos suplementos antiguos, uno no tendría por qué pagar tanto por un producto viejo, pero “No, eso no es su edición original”. Y eso es lo que vale, que en vez del sello de la imprenta de 2016, esté el de la de 199X. Eso vale 80 euros, por lo menos.

Y a ver, no critico a los coleccionistas. Yo mismo lo soy. Pero nunca he pagado por un producto más de lo que pagaría si saliera ahora. Y si es posible, pago menos.

Ejemplos

Para que se vea lo sangrante del asunto, os traigo ejemplos reales, de D&D concretamente, donde este tipo de prácticas se ven con más asiduidad.

Voy a señalar cuatro cajas, preferidas en esto de la especulación. Pondremos un precio estandar, inflando un poco el de algunos productos similares que podemos encontrar hoy: 60 euros.



Menzoberranzan y Bajo Montaña. Grandes adalides de la especulación, estas dos cajas sumarían entre ambas 120 euros, nuevas. Pero la primera se puede encontrar en el mercado por entre 130 y 150 euros, eso cuando no se le va la cabeza al vendedor. El segundo no parece bajar de 150. En ambos casos pasa su precio por más del doble. Yo tengo ambas, compradas casi nuevas. Pagué 50 euros por las dos juntas... Si las vendiera a 100 euros cada una, no solo pondría de las mejores ofertas del mercado, sino que encima sacaría 4 veces lo que gasté.

Reinos Olvidados. Escenario de Campaña. Otro de los elegidos. El famoso escenario de Reinos Olvidados para AD&D adquiere en el mercado fácilmente un precio de 150 euros. En algunas tiendas más razonables, es de entre 60 y 80. Creo que sigue siendo caro, pero al menos la diferencia no es tan abismal. Yo recuerdo que lo compré por 25 euros, precintado.


Retorno a la Tumba de los Horrores. Yo siempre había valorado bastante mal esta caja. Quiero decir, no la Tumba original y eso. Entonces imaginaos mi cara cuando un conocido me pregunta si 50 euros esta bien por ella. 50 pavos... En ebay la ves hasta por 80 euros. Si, si comparamos con las anteriores es hasta “el precio razonable”. Yo la adquirí precintada. Por 6 euros. Es una caja de hace casi 20 años. Si es de segunda mano ha sido usada, manoseada y no se ha invertido en ella. Es más, se ha explotado. 20 euros está bien. Más es especulación.

Conclusión

Es muy raro que un producto suba de precio con el tiempo (salvo el vino, claro). Y con raro no quiero decir infrecuente, sino que no tiene sentido. Es como si te compras una tele, la usas y la exprimes y la vendes por el doble de su precio. No hay lógica que la sostenga.

Así que nos atacan con sentimientos ilógicos, como el afán de coleccionismo o la nostalgia. Pero yo os pido que no os dejéis atacar. Que os defendáis en condiciones y dejéis que esas ofertas se mueran del asco, porque esto solo envalentona a otros y hace que alguien que quiere un suplemento viejo por parecerle útil, deba recurrir a malos escaneos o a lulus o similares.


Comprad por un precio justo. No alimentéis la especulación.