domingo, 30 de octubre de 2016

[Reseña] Gone Home, una historia de amor

Aviso, esto es una reseña. Al completo. Va llena de SPOILERS, porque no se puede hablar de este juego sin spoilearlo. Por lo que si tienes pensado jugar... ¿qué haces aquí leyendo? DEBERÍAS estar jugándolo.

Una vez hecha la advertencia... ¡Hola a todos y todas!

Nueva entrada de blog y esta vez volvemos a las reseñas, y a una bastante especial. Ayer me terminé Gone Home (snif) y quedé totalmente encandilado, pero empecemos por el principio.

Para quien no conozca esta obra, decir que es un juego Indie creado por el estudio Fullbright, fundado por ex-trabajadores de 2K Games. Salió originalmente para PC en 2013, ganando entre otros Juego del Año, y, tras una cancelación que postergó su port un año entero, fue lanzado en Xbox One y PS4 a principios de 2016. Este mismo verano fue uno de los elegidos para los juegos gratuitos de PS Plus.



Premisa

Llegamos a casa tras un largo viaje por Europa. En ella deberían estar nuestros padres y nuestra hermana pequeña, esperándonos. Pero no hay nadie. Fuera hace una tormenta horrible y cuando conseguimos entrar en la casa nos encontramos con una nota de la pequeña diciendo que se ha ido de casa. ¿Qué ha pasado?

Y de eso va el juego. Recorreremos la casa de Kate, la protagonista, con tal de descubrir, a través de entradas del diario de Sam, notas, cartas, objetos, etc qué es lo que ha pasado en esta casa, a la que la familia hacía poco que se había mudado, durante toda nuestra estancia en Europa.

Jugabilidad

Me cuesta ponerme en la piel de los creadores, la verdad. El juego es básicamente una historia interactiva. SE NOTA que lo que les importaba era que descubrieras esa historia y que a la vez te sintieras parte de ella. No se si lo han hecho de la mejor manera posible, pero al menos a mi me ha llegado. La historia se va desengranando a medida que consigues los diferentes objetos que hay por la casa, la cual recorres en primera persona. Puedes agacharte, puedes mirar hacia los lados, coger cosas y examinarlas de forma limitada. Al dejar las cosas las puedes dejar en su sitio o alterarlo, encontrando así objetos que había debajo, etc. Tienes un mapa y un registro de las entradas de diario que vas "escuchando". Estas se activan al encontrar objetos concretos o resolver los pocos puzzles que hay por la casa. Hay cierto parecido en esto con Bioshock, y es que te perderás la mayor parte de la historia si no miras los lugares correctos. En ese aspecto GH no es un juego de "pasarse", es un juego de ver y disfrutar, siendo paciente y cuidadoso con los detalles.

Gráficos

El juego utiliza el motor Unity (el 4 en PC, el 5 en consola) y, a mi parecer, lo utiliza muy bien. Planos sencillos, pero con una atmósfera muy envolvente, jugando mucho con las luces y sombras, literalmente, pues hay lámparas, luces de pasillo... y las vamos encendiendo y apagando por todo el camino. La mayor parte de Gone Home te la pasas pensando que en algún momento te va a meter un susto, o que hay algo de terror en esta historia, pero no, no va de eso.

No salen otros personajes que la protagonista (a la que no se le ve la cara más que en un pasaporte y en una foto) y no hay demasiadas físicas de objetos (abrir cajones, puertas, mover algo un poco, etc), por lo que tampoco hacía falta una revolución en el aspecto. Queda vistoso y creo que consigue el efecto de misterio que lleva detrás.



Música

La verdad es que intento volver a la música y me cuesta... Se que hay música cuando Sam "recita" su diario, pero tu mente se centra en la voz, el tono y la expresividad de esa joven. También hay un constante sonido de fondo por la tormenta, con momentos de crescendo cuando truena o cuando andas muy cerca de las ventanas, lo que aumenta el sentimiento de que va a pasar algo malo (o de que a la familia le ha pasado algo malo). También aumenta la sensación de soledad en la enorme casa. La otra "banda sonora" que tiene el juego es una colección de cassetes que la amiga de Sam le pasa, y de ella misma cantando con su grupo: música punk en estado puro. Hay varios de estos cassetes repartidos por la casa, y algunos son parte de la historia.

Historia y Conclusión

Debéis jugar a Gone Home. Bueno, si os gusta jugar una historia. No esperéis una jugabilidad de plataformeo, ni un "action" tipo Triple A. Esto es ver una historia y navegar por ella, prestando atención a los detalles para enterarte de todo. Es verdad que mucho de lo que te cuentan lo escuchas si o si para poder avanzar, pero MUCHOS detalles te los pierdes si no buscas los objetos adecuados.

Y aquí llega el momento de Spoilers total. Gone Home cuenta muchas historias. La historia de un escritor frustrado, la historia de una hija que se muda y no encuentra su lugar, la historia de un matrimonio con problemas, de un anciano olvidado y, sobre todo y la parte central de este juego, la historia de un amor. Si, homosexual. Creo que es necesario decirlo, porque muy pocas obras tratan tan bien algo tan natural como en Gone Home. No hay clichés, no hay tópicos. Son dos chicas normales, que se conocen en circunstancias normales y se enamoran de forma natural. En muchas historias relacionadas (si, te miro a ti Broadcomoseescriba Mountain) las cosas están muy forzadas y parece que una persona homosexual solo piensa en acostarse con más homosexuales, todo el rato, su vida va de eso. Pues no! Cojona. Aquí vemos como van a conciertos, juegan a videojuegos, y son en los pequeños detalles en donde su relación empieza a estrecharse.

Como en toda buena historia de amor. Y la verdad es que el final es la decisión precipitada de una adolescente que se ve presionada por unos padres que ni la comprenden, ni la van a comprender nunca y ¿qué os digo? En su situación, seguramente yo habría hecho lo mismo....

PD: En cierta forma me recordó mucho a la película Tormenta de Verano. También muy recomendable.