viernes, 1 de noviembre de 2013

[Crónica] Noche de Halloween en Nosolorol

¡Hola a todos y a todas! 

Pues tras una noche genial, llena de risas y ¿miedo? paso a relataros la pequeña aventura que pasó un servidor en las nuevas oficinas de +Nosolorol Ediciones.

Al llegar un par de payasos asesinos, entre ellos +Manuel J. Sueiro (¡esta vez no me equivoco!) nos dieron la bienvenida a las oficinas y dieron inmediata entrada a +Dhaunae De Vir, la cabeza de turco tras la Biblioteca Oscuro. 


Dhaunae nos hizo una breve presentación en la que nos contó un montón de cosas interesantes. Básicamente nos ayudó a entender el por qué de esta nueva edición. El por qué el mundo esta tan tranquilo tras el Tiempo del Juicio y todo eso. 


Puesto que ya había muchas cosas que sabía, lo que más me gustó fue conocer cómo se había formado Onyx Path y por qué se había decidido llegar a este tema de Classic World of Darkness 20 Aniversario. La historia es curiosa y me alegro mucho de que pasara, ya que hay Mundo de Tinieblas para rato. 

 
 
Luego nos dispusimos de inmediato a jugar la partida. A la editorial se le olvidó nombrar mi partida, imagino que traspapeleo de e-mail, pero eso no impidió que se llenara mi mesa, cosa que me alegró muchísimo. Así pues, sentados los seis jugadores, estuvimos listos para empezar.

 

La trama era sencilla. En un pueblo de Rusia habían colocado un dispositivo de vigilancia (es decir, un grupo de Cainitas) que cuidaban algo, no sabían bien el qué. El Príncipe de la ciudad cercana había recibido un mensaje de que estaban atacando el pueblo, y nada más. Así que no tardó en mandar a sus vástagos al lugar. 

Reunidos así los seis personajes (una Assamita, una Tremere, una Brujah, un Malkavian, un Gangrel y un Nosferatu), entraron en el pueblo ya con malas vibraciones, pues el lugar estaba completamente a oscuras, sin una sola luz, ni siquiera de las farolas. 

Aquí tenéis la ficha de la Tremere llevada por la mismísima Dhaunae De Vir. Todo un honor para mí.
Me encantó cómo, a pesar de ser una partida "de jornada", los jugadores caracterizaron perfectamente a sus vampiros. Así pues teníamos la Tremere autoritaria y soberbia, el Gangrel que se lanzaba directo a los problemas, el Nosferatu en Scooter (no preguntéis), o la Brujah seductora. 

Nada más entrar en el pueblo los personajes vieron una figura en una ventana y el Nosferatu fue directo a por ella, junto al Gangrel. El monstruo era una horrenda criatura (sacada de Resident Evil). Por lo que pudieron descubrir, era un Ghoul deformado.


Siguieron avanzando por el pueblo y encontraron a uno de los Cainitas vigilantes prácticamente muerto que les contó que unos monstruos habían atacado el pueblo. A él casi lo mata una Gangrel del Sabbat, pero sobrevivió de milagro. Lo dejaron allí tras avisarles de que una de aquellas bestias rondaba los tejados.

Se encontraron con esa bestia, otro ser deforme y horrendo. Lo vencieron con facilidad y llegaron a un edificio al norte desde el que provenían quejidos lastimeros que se oían por todo el pueblo. El edificio era un bunker gigante con las puertas selladas. Había que encontrar un ordenador para abrir la puerta, pero no había luz y primero había que enchufarla. En la sala del ordenador encontraron un cadáver con los huesos moldeados en forma de reloj y un mensaje escrito en sangre en la pared que decía: "Sabemos que venís, pero ¿llegaréis a tiempo?"

 

Mientras tanto, el grupo descubrió información interesante y es que parece que la Camarilla solo mandó 5 vástagos. Ellos eran 6. Eso unido al comportamiento extraño del Malkavian que sufría visiones y del Nosferatu que quería separarse siempre, hizo entrar a los Vástagos en un círculo de desconfianza. Tras entrar en el edificio se encontraron a otro ser, pero esta vez gigantesco, compuesto por una docena de cuerpos fundidos entre ellos.

Un Vozhd
Y, desgraciadamente, la partida acabó aquí por falta de tiempo. Pidieron saber el final y les conté como un Tzimisce con un par de miembros más de la Mano Negra, habían atacado la ciudad con varios ghoules de guerra modificados por el Demonio. También, que el Malkavian era un traidor, miembro de la Mano Negra, y que sus visiones era información que ya conocía o que le llegaba por sms. Lo que había escondido era ni más ni menos que el cuerpo estacado de la desaparecida fundadora de los Ahrimanes, Muricia. (Es que adoro esta Línea de Sangre).

Parece que los jugadores se lo pasaron bien. Yo terminé contento aunque me habría encantado poder acabar la partida. ¡Otra vez será! Porque esta aventura se repite, seguro ;)


¡Un saludo y gracias a todos por ir y participar! Y a los organizadores por hacer posible una noche de acción rolera como ésta.