sábado, 2 de abril de 2011

"No puedes saber eso, eres tonto"

Siempre me ha chirriado la idea de un atributo muy característico: la inteligencia. Hablaré sobre todo con lo que atañe a ésta en el juego de D&D, que es con el que más estoy familiarizado. La inteligencia sirve para los idiomas.... sirve para las magias... para leer y escribir... y ya. Hasta ahí es inutil, pero luego ya llega la verdadera jodienda.
Pongamonos en situación. Yo llevo el tipico bárbaro de Int -tropeciontos. No se leer ni escribir. Pero si se me ocurre un plan genial para salir del calabozo, o vencer al mago de turno, lo voy a decir. ¿O que esperáis? ¿Que no se haga metajuego? El metajuego se puede controlar con el tipico "Sabes esto, esto no lo sabes", pero este atributo en concreto... lo chafa. Porque yo, por poco que no pueda leer, se me van a ocurrir ideas, porque no soy tan tonto como mi pj(aunque cuando esto se cumple, no pasa nada(y si, se cumple)). Y que hago? Esperar a que nos maten, teniendo yo la solución? Porque en el caso de los puzzles pasaría lo mismo. Sería incapaz de resolverlos. Poca fuerza es representada con la incapacidad de mover cosas o golpear. Un aventurero poco ágil tropezará. La sabiduría nos dará el conocimiento y poco resiste el de poca constitución. Incluso el carisma se puede meter "legalmente" en el juego.

Pero la inteligencia? No, señores, ni el mejor interpretador resistiría la tentación. Porque ya me veo yo recibiendo collejas cuando todo el grupo se haya muerto y resulta que yo sabía como salir de ahí.
Yo creo que tanto esto, como la personalidad, son cosas que no deben plasmarse al papel, sino interpretarlas como tal. Se que siempre se ha hecho así... pero bueno, ahí dejo la semilla del cambio.

PD:Por cierto, lo mismo para los pj de Int alta cuyos jugadores son cazurros.