martes, 15 de junio de 2010

¿Porqué nos atacan a nosotros?

El mundillo friki, llámese a sí en general, siempre ha sido objeto de infortunios, cuando algo malo pasa, lo primero que la prensa busca es si hay algún móvil "oscuro" como puedan ser los videojuegos, los juegos de rol, etc.

¿Por qué? ¿Que se supone que hacemos?
Por ejemplo, cuando pasó el incidente del loco aquél que mató a una señora, o a una pareja, ahora no recuerdo muy bien, porque se que hay dos casos. Pero cuando pasó eso, todo el mundo apuntó contra los juegos de rol. La razón? Que tenía un libro o dos de este tipo en su cuarto. Pero no le hicieron caso a los libros de Hitler(a los que sinceramente tampoco culpo) ni siquiera se preocuparon por el perfil psicológico de aquél pobre desgraciado.

Cuando hay un evento Otaku, en el que normalmente van Cosplayers(gente disfrazada de sus personajes favoritos), van directos a buscar a los que lleven estos disfraces, y más si son un poco paletos y se ponen a decir chorradas delante de la cámara, que bien cortado, el video queda algo así como: Si, voy por la calle así y quiero dominar el mundo.

Y nos masacran, a mansalva. Digo yo, acaso me río cuando veo a 200 mil personas, saltando en una plaza como gilipollas, con el color de su equipo tatuado hasta en el culo... solo porque 11 tios completamente ajenos a ellos han metido un gol?. No, verdad? Entonces porque se tienen que reir de que queramos manifestar nuestra creatividad, de que un grupo de amigos queramos disfrutar representando a personajes de mundos maravillosos, muchas veces mejores que esta porquería llena de intolerancia nefasta.

Otro que ha recibido castigo son los videojuegos, que, gracias a Dios, hoy en día se abren camino en el ámbito mundano.

Pero aun se oyen perlas como las que dijeron en los premios Príncipe de Asturias: "Entre un libro y un videojuego, siempre preferiré un libro". Pues yo, entre Crepúsculo y Zelda,... pos que quieres que te diga......

Bueno, no nos queda nada más que aguantar, palos y palos, hasta conseguir que a la gente se le quede en el meollo que no hacemos nada más que divertirnos, sin molestar a nadie, y en el 90% de los casos, desarrollando actividades mucho más sociales y saludables que las "comunes".